Portal de Empleado          Entrega de Documentación

Logo Afianza

Protocolo de acoso laboral obligatorio

Protocolo de acoso laboral obligatorio

En el entorno laboral, la prevención y gestión del acoso es un tema crítico que afecta tanto a empleados como a empleadores. Recientemente, el Ministerio de Igualdad ha establecido una regulación obligatoria para todas las empresas, independientemente de su tamaño. Esta exige la creación de un protocolo de acoso laboral obligatorio para prevenir y abordar estas situaciones en el trabajo, un tema crítico que afecta tanto a empleados como a empleadores en el entorno laboral

¿Qué es el protocolo de acoso laboral?

El protocolo contra el acoso laboral es un documento elaborado por las empresas que establece medidas preventivas y procedimientos específicos para prevenir, detectar y actuar ante posibles situaciones de acoso en el entorno laboral. Este documento debe contener pautas claras sobre:

  • Cómo identificar el acoso
  • Los pasos a seguir para denunciarlo
  • Los plazos de respuesta
  • Las medidas disciplinarias correspondientes.

¿Es obligatorio tener un protocolo de acoso laboral?

Desde la perspectiva legal, todas las empresas, sin importar su tamaño o número de empleados, están obligadas a contar con un protocolo de acoso laboral. Esta medida se establece para garantizar un entorno laboral seguro y respetuoso para todos los trabajadores.

De hecho, su implementación no solo es una obligación legal, sino también un paso esencial para garantizar un entorno laboral seguro y justo para todos los empleados.

¿Cómo hacer un protocolo de acoso laboral obligatorio?

La elaboración de un protocolo de acoso laboral requiere un proceso detallado:

Identificación clara de los tipos de acoso. El protocolo debe incluir definiciones claras de los diferentes tipos de acoso laboral que pueden ocurrir en el entorno laboral, ya sea acoso psicológico, sexual, discriminación, intimidación, entre otros. Es esencial proporcionar ejemplos y situaciones concretas para ayudar a los empleados a identificar comportamientos inapropiados.

Establecimiento de procedimientos para la denuncia y resolución de casos. Se deben establecer canales claros y confidenciales para la denuncia de casos de acoso laboral. Esto implica definir cómo se presentan las denuncias, quiénes son los responsables de recibir y gestionar estas denuncias, los plazos para resolverlas y las medidas de protección para los denunciantes.

Descripción de las sanciones y medidas disciplinarias. El protocolo debe detallar las consecuencias para los acosadores, incluyendo medidas disciplinarias proporcionales a la gravedad del acoso. Estas pueden incluir desde amonestaciones escritas hasta suspensiones temporales o incluso el despido, dependiendo de la política interna de la empresa y la legislación aplicable.

Creación de programas de formación y sensibilización. Ofrecer programas de formación y sensibilización a todos los empleados y directivos es fundamental. Estos programas pueden abordar temas como la prevención del acoso, el respeto en el lugar de trabajo, la concientización sobre los efectos negativos del acoso y la promoción de una cultura laboral inclusiva y respetuosa.

Un protocolo bien estructurado no solo cumple con los requisitos legales, sino que también contribuye a crear un entorno laboral seguro, promoviendo el bienestar de los trabajadores y evitando conflictos que puedan afectar la productividad y la reputación de la empresa.

¿Quién elabora el protocolo acoso laboral?

La responsabilidad recae en la empresa, siendo deber de la dirección, recursos humanos o un comité específico el desarrollo del protocolo.

Comité específico para casos de acoso laboral: beneficios significativos en comparación con dejar que Recursos Humanos se haga cargo exclusivamente.

  • Independencia y neutralidad: Un comité dedicado puede ser independiente y neutral, evitando conflictos de interés que podrían surgir si Recursos Humanos está directamente involucrado. Esto fomenta la imparcialidad en la gestión de denuncias y casos de acoso.
  • Expertos especializados: Este comité puede incluir expertos en asesoramiento legal, psicólogos, mediadores o profesionales capacitados en la materia. Su conocimiento y experiencia garantizan un manejo más especializado y objetivo de los casos de acoso.
  • Confidencialidad reforzada: Al estar separado de otros departamentos y funciones, el comité específico puede mantener un nivel más alto de confidencialidad en la gestión de los casos de acoso laboral. Esto ayuda a proteger la privacidad de las personas involucradas y a mantener la discreción en el proceso de resolución.
  • Asesoramiento continuo: Los miembros del comité están disponibles para brindar asesoramiento y orientación tanto a las personas afectadas por el acoso como a los empleados que deseen informar o solicitar ayuda. Esta disponibilidad constante puede ser fundamental para una intervención rápida y efectiva.

Sanciones por incumplimiento del protocolo de acoso laboral

En el caso de que un autónomo o empresa no cumpla con la obligación de disponer del protocolo de acoso sexual y/o por razón de sexo, podrá ser duramente sancionado y denunciado ante la  justicia. La cantidad a pagar dependerá siempre de la gravedad de la infracción, pudiendo ser  leve, grave o muy grave.

  • Infracción leve: Multas entre 7.501 euros y 30.000 euros.
  • Infracción grave: Multas de 30.001 euros a 120.005 euros.
  • Infracción muy grave: Multas entre 120.006 euros y 125.018 euros.

Es fundamental comprender la seriedad de estas sanciones y su impacto en la reputación y estabilidad financiera de la empresa.

Pasos para cumplir con la normativa

  1. Crear del Protocolo: Desarrollar un protocolo específico que aborde medidas preventivas y procedimientos para abordar el acoso laboral.
  2. Formar e Informar: Capacitar a empleados y directivos sobre el protocolo, promoviendo una cultura laboral de respeto y prevención del acoso.
  3. Implementar y Divulgar: Hacer público el protocolo entre los trabajadores y asegurarse de su comprensión y cumplimiento.

¿Se deben hacer cursos sobre acoso laboral en la empresa?

Aunque no existe una exigencia legal específica para realizar cursos sobre acoso laboral, es altamente recomendable. De hecho, puede formar parte del paso 2 de implementación de un protocolo: formación y concientización. La sensibilización de los trabajadores y directivos es esencial para prevenir y abordar eficazmente situaciones de acoso en el ámbito laboral.

Protege tu empresa y a tus empleados: Asesórate para un entorno laboral seguro

La prevención del acoso laboral es esencial para un ambiente de trabajo saludable y productivo. En Afianza Asesores, nos comprometemos a ayudarte a desarrollar un protocolo de acoso laboral sólido y efectivo. Nuestro objetivo es que resguarde el bienestar de tus empleados y protege la reputación de tu empresa además de cumpla con las obligaciones legales.

Contacta con nuestro departamento de asesoría laboral para obtener apoyo y orientación en materia de acoso laboral.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email
José Díaz Abengochea
José Díaz Abengochea
Responsable de área de Desarrollo de Negocio | Asesor fiscal - Abogado | Experto en Estrategias Comerciales y Relaciones Corporativas
Asesoramos a nuestros clientes para ser su socio de máxima confianza.
¿Te podemos ayudar?